4 Hábitos Alimenticios Que Cambiarán Tu Vida

¿Quién no quisiera tener la mejor salud posible? A pesar de que muchas personas se encuentran atrapadas en un ciclo de comidas pobres y malos hábitos (tanto alimenticios como mentales), la verdad es que todos tenemos ese deseo dentro. Y es que tener una buena salud es prácticamente tener superpoderes, ya que uno se siente física y mentalmente capaz de hacer cualquier cosa que desee.

Podemos leer todos los artículos que queramos y ver miles de documentales en TV, pero los verdaderos cambios vienen con una sola palabra: acción.  Sin acción, todo lo que sabemos de salud sólo será en teoría y nunca experimentaremos los verdaderos cambios que nos hacen ir más allá que la mayoría.

Todo comienza con hábitos y los hábitos se hacen con repetición.  Claro, al principio puede ser difícil pero una vez que los repitamos por un par de semanas, ya nunca miraremos atrás y habremos reemplazado hábitos negativos por positivos.  Es mejor comenzar de a pocos, así que acá les dejo 4 que puedes ir intentando desde ya!

Come Apenas te Levantas

desayuno

Mucho hemos crecido con el mal hábito de olvidar el desayuno, o desayunar horas después de haber despertado.  Lo mejor para el metabolismo es despertar, asearse y desayunar de una buena vez.  ¿Por qué?

  • Se incrementan nuestros niveles de energía.
  • Acelera nuestros procesos metabólicos.
  • Hace circular la sangre y estimula la digestión.
  • Nos provee nutrientes para comenzar nuestro día.

Trata de que tu desayuno tenga buen contenido de proteína.  Un huevo o dos son una excelente opción!

Come Sólo Cuando Tengas Hambre

comer-con-hambre

Este parece un consejo tan obvio, pero la mayoría de nosotros nunca espera tener hambre para comer.  Comemos porque estamos aburridos, estresados o incluso presionados.  Y no se trata de comer 3 o 5 comidas como lo dice una revista sino conocernos a nosotros mismos y ver qué es lo que nuestro cuerpo necesita.

Comer muy frecuentemente puede ocasionar un desbalance en nuestros procesos digestivos y niveles de azúcar en la sangre.  Ésto puede dificultar la pérdida de peso, ocasionar dificultados en el sistema digestivo y en ciertos casos causar resistencia a la insulina (una condición que puede llevar a la diabetes).

La clave es el balance y dejar suficiente espacio entre comidas para que nuestro cuerpo sienta hambre y empiece a usar nuestros depósitos de grasa para obtener energía.

No Comas en las Noches

comida-noche

Si bien se recomienda que de día comamos desde temprano, en la noche las cosas cambian.  Nuestro cuerpo a estas horas frena un poco el metabolismo mientras se prepara para descansar, ya que es durante el sueño que nos recuperamos, rejuvenecemos y dejamos de lado la energía gastada en procesos digestivos.

Si comemos,vamos a disponer de menos energía para recuperar nuestro cuerpo durante el sueño, lo que nos puede llevar a problemas como el incremento de peso, dificultades para conciliar el sueño y un estómago que sufre a la mañana siguiente, cuando se supone debemos comenzar el día con todas nuestras energías.

Una forma de combatir el hambre durante la noche mientras formas el hábito es tomar agua con limón. Pero si tienes que comer ya que no te has alimentado bien durante el día, lo mejor es hacer una bebida natural con vegetales y frutas, la que te va a proporcionar nutrientes sin desgastar tu sistema digestivo.

Toma un Jugo de Vegetales Crudos una Vez al Día

juicing

Los jugos de vegetales crudos se han vuelto algo popular en los últimos años, sin embargo han sido usados durante cientos de años.  Hacer jugos es una forma práctica y sencilla de aprovechar los nutrientes en las frutas y verduras.  Hay tantos jugos como combinaciones posibles, así que es difícil aburrirse de ellos.  Eso sí, trata de que el contenido de verduras se mayor al de frutas, así evitaremos ingerir mucho azúcares.

Acá en Perú los vegetales son muy económicos así que no sólo vas a mejorar tu salud con ellos sino que también puedes terminar ahorrando en comidas diarias!  Asegúrate que los vegetales q usen estén maduros y en buen estado.  A veces es mejor usar frutas de temporada, ya que es cuando mejor crecen.

Lo mejor es tomar estos jugos crudos, ya que de esta manera no van a perder su valor nutritivo.

Tomar jugos o “Juicing” como se le conoce en inglés puede parecer una moda de estos tiempos, pero sus beneficios son reales, duraderos y libres de efectos secundarios. De hecho, si seguimos un ayuno a base de jugos vegetales podemos librarnos de enfermedades y trastornos crónicos.

Para que aprendan un poco más sobre éste tema, les recomiendo que vean un documental llamado “Fat, Sick and Nearly Dead” (algo así como Gordo, Enfermo y Casi Muerto), en el que el creador nos muestra su transformación externa e interna al seguir un régimen de jugos crudos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.